Nueva y mejor normalidad


Estamos viviendo un momento histórico, la creación de una nueva normalidad en la era COVID. Dignos de denominarnos aspiracionalmente homo sapiens no podemos permitir que esta nueva normalidad nos sea sugerida o impuesta como solamente el tener que usar cubrebocas, lavarnos las manos y el distanciamiento social. No podemos solamente esperar pasivamente a que se forme una nueva normalidad asi, sustentada en el miedo y la incertidumbre que, aunque justificados, no es lo que queremos y necesitamos. Estas imágenes mentales que estamos creando gracias al exceso de información, que nos han terminado por agotar y confundir, crearán en todo caso una normalidad ya mas estresante que la que teníamos antes, comprometiendo nuestro sistema inmunológico y enfermando; debemos asumir nuestra responsabilidad y participar activamente en la creación de una nueva y mejor normalidad de la que tuvimos antes de la pandemia, aprovechando este punto de inflexión y el cambio generacional para considerar una realidad que considere al menos tres aspectos:


El compromiso en el trabajo: realizando una actividad con un propósito que le dé significado a la vida, un liderazgo mas empático y cooperativo incrementando la satisfacción con la vida de los colaboradores, la productividad y las utilidades de la empresa.


Un desarrollo sustentable: sólo nos confinamos unos meses y la naturaleza nos demostró el proceso inteligente y autónomo de la vida, recuperando terreno y haciéndolo bastante bien sin nosotros; tenemos que encontrar una mejor manera de convivir con nuestro mundo.


Una actitud más pro-social: lo que mas nos duele y trastornos psicológicos causará no es el uso de cubrebocas sino el distanciamiento social; hemos evolucionado para llegar a ser lo sociables que somos ahora para no poder serlo de la forma que lo veníamos haciendo, aprender a valorar mas las relaciones y nuestra convivencia con la comunidad y la sociedad.


Vamos a crear juntos una nueva normalidad sustentada en el bienestar, aprovechar que si ya estamos desarrollando una serie de protocolos de seguridad sanitaria, útiles, necesarios y obligatorios, entonces también considerar en este mismo esfuerzo un protocolo de bienestar igualmente sencillo y práctico, pero agradable y que instaure factores de protección psicosocial que no sólo reduzcan el estrés sino que también mejoren el bienestar subjetivo de la gente.


No es otra cosa que un conjunto de reglas comunes que compartimos y seguimos, un lenguaje que todos entendamos, ¿y si ese lenguaje fueran las fortalezas de carácter?, científicamente desarrolladas y documentadas durante algunas décadas al rededor del mundo, que nos permita enfocarnos en lo mejor de la naturaleza humana, que al utilizarlas en la medida adecuada nos hace ser la mejor versión de cada uno de nosotros, que incentiven la gratitud y el reconocimiento, ¿no seria esta una mejor normalidad?


No se va a crear una nueva normalidad, la vamos a hacer, y si ya la vamos a hacer, que esta sea mejor que la anterior, una nueva mejor normalidad.

0 vistas
  • White Facebook Icon

© 2020 de PositivaLA. Producto creado por MIGUEL GONZALEZ